Zapatos con Diamantes

Andy Warhol con su perro, Archie. Foto: Jack Mitchell (1925-2013)

Recién graduado en diseño gráfico en Pittsburg, su ciudad natal, Andy Warhol (1928 – 1987) marchó a Nueva York. Era en 1949 y tenía sólo 21 años. Su éxito fue inmediato e imparable. Su primer encargo como ilustrador fue para la revista Glamour. El artículo trataba sobre el éxito: glamour y éxito, una irresistible combinación que marcó toda su vida. En ese momento empezó a llamarse Warhol en lugar de Warhola. Pronto empezó a trabajar como ilustrador para otras revistas importantes, como Vogue, Seventeen, The New Yorker y Haarper’s Bazaar. Trabajó también para Tiffanny & Co. y Bonwit Teller con proyectos para sus escaparates, que contribuyeron a que su éxito en el mundo publicitario fuera muy rápido.

À la recherche du Shoe perdu. Hacia 1955. Foto vía Sotheby’s.

Atraído por la belleza y la elegancia, le encantaba diseñar zapatos. Hacia 1955 realizó el portfolio À la recherche du Shoe perdu con 16 litografías, todas con modelos de zapatos diferentes, coloreadas a mano y con leyendas del poeta Ralph Pomeroy escritas por Julia Warhola, su madre, pues Warhol estaba muy unido a ella y le encantaba su letra. En 1955, la mítica marca de lujo I. Miller, creada en 1895 e instalada en Nueva York, que diseñaba zapatos para estrellas de cine, bailarines de Broadway y cantantes de ópera, encargó a Warhol un anuncio semanal para el New York Times. Sus creativos anuncios revitalizaron la marca y sedujeron a un tipo de mujer americana de buen gusto, elegante y moderna.


Diamond Dust Shoes (Random) 1980 - Foto cortesía MGM Resorts International. Via Vegas Magazine.

Su carisma y su inagotable creatividad le convirtieron en uno de los artistas más trascendentales del siglo XX. No solamente fue el genio del Pop Art, sino también un artista conceptual, performer, cineasta… En 1980, retomó sus raíces como ilustrador comercial, creando Diamond Dust Shoes, una serie de serigrafías de zapatos con polvo de diamante, culminación de un estilo de vida elegante, lujoso y sofisticado.

Autora: Marga Perera, Dra. Historia del Arte



Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información